1 Timoteo 1:17

“Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.”


Único

Indescriptible


En esta carta, Pablo usa unas palabras que nos ayudan a entender cuán grande es Dios. Los dichos comunes en cuanto a Dios le hacen injusticia. Como muchos de los antiguos (Job, Abraham, Moisés, David) fuera bueno conocerle y conocer sus atributos de una manera real.

Rey de los siglos:

  • “Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,” 1 Corintios 2:7
  • “en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos,” Tito 1:2

Inmortal:

  • “y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.” Romanos 1:23

Invisible:

  • “Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.” Colosenses 1:15 
  • “Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible.” Hebreos 11:27

Único:

  • “la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.” 1 Timoteo 6:15 – 16
  • “Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.” Judas 1:4

Único y Sabio:

  • “al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.” Romanos 16:27
  • “al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.” Judas 1:25

Que precioso que este Dios se dio a conocer; el verbo hecho carne, el unigénito hijo dado para conocer, Dios manifestado en carne.

El que conoce al Hijo, conoce al padre. Que bendición ser entre los “aquel a quien el Hijo lo quiera revelar”. Mateo 11:27


Reflexión personal: Nunca podré conocerle como es. Pero si, es mi deber conocerle más como puedo mientras que estoy aquí en la tierra. En el cielo, más conoceré aún.


Oración: Padre, ¿qué más puedo conocer de ti? Revélese por medio de tu Palabra y en medio de los tiempos.


 

Esta entrada fue publicada en Devocional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.