1 Timoteo 3:16

“E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.”


Un Dios

Visitando


Dios manifestado = Dios mostrado, Dios conocido

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Éste era en el principio con Dios. 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. 18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.” Juan 1:1 – 18

él le ha dado a conocer = declarar, exponer

1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. 1:17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; 1:18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. 2:8 Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:” Apocalipsis 1:1 – 20, 2:8

El principio y fin = el Todopoderoso

El primero y el ultimo = el que estuve muerto y vive por los siglos de los siglos

El primero y el postrero = el que estuvo muerto y vivió

“Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.” Isaías 44:6

“Yo Jehová; éste es mi nombre; y a otro no daré mi gloria,” Isaías 42:8

¿Por qué se manifestó Dios en carne?

Porque el ser humano no aguantaría su presencia.

Nota la reacción de las siguientes personas al “ver a Jehová”:

“Todo el pueblo observaba el estruendo y los relámpagos, y el sonido de la bocina, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos. Y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos.” Éxodo 20:18 – 19

“18 Y el ángel de Jehová respondió: ¿Por qué preguntas por mi nombre, que es admirable? 22 Y dijo Manoa a su mujer: Ciertamente moriremos, porque a Dios hemos visto.” Jueces 13:18, 22

Y para que no piensa que estos eran miedosos y cobardes, nota lo que Jehová dice al tanto:

“Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá.” Éxodo 33:20


Reflexión personal: Que más decir “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” Filipenses 2:5 – 8


Oración: Padre, con boca abierta con lo que hiciste para redimir su criatura descarriada. Gracias.


 

Esta entrada fue publicada en Devocional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.