1 Timoteo 4:14 – 16

“No descuides el don que hay en ti…

Ocúpate en estas cosas…

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina…”


Aliento

Activo


Una herramienta desechada se desgasta.

Una mente desocupada se desvía.

Un cuerpo desactivo se debilita.

Una creencia descuidada desvanece.

Cada creyente tiene la responsabilidad de usar lo que Dios le ha dado para el avance de Su obra. A cada uno, Dios le ha dado un don, una herramienta que se debe de usar para la edificación del cuerpo. “Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia.”1 Corintios 14:12

El Señor Jesucristo mando a los suyos de “ir”, “predicar”, “pescar”. Declaró que el que le amaba haría lo que él mandaba. Dios no nos ha llamado a ser perezosos sino a ser activos en lo que nos ha llamado. “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” Efesios 2:10.

Los amadores de la verdad escudriñan las Escrituras. Dios quiere que crezcamos y que conozcamos la verdad. “para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,” Efesios 4:14 – 15

En un mundo donde “no hay propósito” más allá que el pensar de “Comamos y bebamos, porque mañana moriremos” Isaías 22:13 (y 1 Corintios 15:23), es muy difícil mantener el rumbo.

El consejo de Salomón: “Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean rectos. No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; Aparta tu pie del mal.” Proverbios 4:26 – 27 y el ejemplo de Josías: “Éste hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda.” 2 Crónicas 34:2


Reflexión personal: El Señor Jesucristo, hasta el final, cumplió con Su propósito de vida. “Cuando se cumplió el tiempo en que él había de ser recibido arriba, afirmó su rostro para ir a Jerusalén.” Lucas 9:51


Oración: Padre, ayúdame a ser una columna y baluarte de la verdad y seguir viviendo según el querer y hacer de Tu voluntad.


 

Esta entrada fue publicada en Devocional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.