2 Tesalonicenses 2:7

“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.”


Insistente

Vencido


El misterio de la iniquidad, podemos seguir desde la antigüedad las maniobras del enemigo en cuanto a sus propósitos contra Dios y en contra de Dios.

De Lucero, hijo de la mañana, fue escrito en Isaías 14:13 – 14 “Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.”

Después que Jehová terminó su creación, declarando que todo era bueno en gran manera, la serpiente en el huerto de Edén tentó a Eva con “¿Conque Dios os ha dicho…?” Génesis 3:1 arruinando lo creado con la entrada del pecado por la desobediencia del hombre.

En Génesis 6 notamos un ataque contra la humanidad donde sale solamente Noé justo en toda su generación y quien fue salvado junto con su familia por un arca que el construyó como Jehová lo había dicho.

En Éxodo 1 encontramos un asalto del Faraón de Egipto contra la nación de Israel y diciendo “¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz…?” Éxodo 5:2 Jehová por medio de Moisés saca al pueblo con mano fuerte.

En el libro de Ester aparece un complot de Amán para la destrucción del pueblo judío. A tiempo, Ester es levantada como reina por la mano escondida de Jehová y con su primo Mardoqueo rescata a su pueblo.

En Mateo 2 un atento de asesinato contra el Señor Jesucristo por Herodes donde un ángel de Jehová advierte a José y el niño es salvado.

En Mateo 4 el diablo aparece delante de Jesucristo después que él pasó 40 días en el desierto. Usando torcidamente las Escrituras el diablo tienta a Jesús, pero el Señor Jesucristo enfatiza lo que dice la Palabra de Dios en verdad.

En Mateo 27 los ancianos y los religiosos conspiran contra Jesucristo para matarlo. Aunque les fue exitoso en el momento crucificando a Jesucristo, leemos que Dios lo levantó de los muertos al tercer día conforme a las Escrituras.

A pesar de todos los derrotes que ha sufrido el enemigo a través de la historia, el sigue buscando lo que más quiere y descrito en 2 Tesalonicenses 2:4: “el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”


Reflexión personal: El diablo es un fraude tomando por cualquier medio posible lo que le pertenece a Jehová.


Oración: Padre, ayúdame a distinguir entro lo verdadero y lo falso. Solamente Tu merece la honra y la gloria. Por eso fue creado, para honrarte a ti.


 

Deja un comentario

error

Favor compartir el ánimo