Lectura en el libro de Proverbios 30 – Reflexiones sobre la Biblia

Día 30: Proverbios 30

«Toda palabra de Dios es limpia; Él es escudo a los que en él esperan.» Proverbios 30:5

El libro de Proverbios tiene 31 capítulos que corresponden a los días de un mes de 31 días. Es un buen habito leer el «Proverbios del Día» para poder oír la sabiduría de parte de Jehová.

¿Qué son los Proverbios? El libro de Proverbios es una guía para nuestras vidas. Incluye consejos e instrucciones en cuanto a todos los aspectos de la vida. La lectura en el libro de Proverbios provoca reflexiones sobre la Biblia y la sobre sabiduría de Jehová.

Al final de la lectura hay una breve meditación sobre un versículo clave del capítulo: Proverbios 30:5


El propósito

El tema principal del libro de Proverbios es la sabiduría. El autor Salomón anima a cada uno de adquirir la sabiduría.

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios,
el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.
Pero pida con fe, no dudando nada;
porque el que duda es semejante a la onda del mar,
que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.
No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.
El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.
Santiago 1:5 – 8

Pablo anima a cada uno de escoger la sabiduría de Dios y no la sabiduría del mundo.


Lectura de Proverbios 30

1 Palabras de Agur, hijo de Jaqué; la profecía que dijo el varón a Itiel, a Itiel y a Ucal.
2 Ciertamente más rudo soy yo que ninguno, Ni tengo entendimiento de hombre.
3 Yo ni aprendí sabiduría, Ni conozco la ciencia del Santo.
4 ¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre de su hijo, si sabes?
5 Toda palabra de Dios es limpia; Él es escudo a los que en él esperan.
6 No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso.
7 Dos cosas te he demandado; No me las niegues antes que muera:
8 Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario;
9 No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, Y blasfeme el nombre de mi Dios.
10 No acuses al siervo ante su señor, No sea que te maldiga, y lleves el castigo.
11 Hay generación que maldice a su padre Y a su madre no bendice.
12 Hay generación limpia en su propia opinión, Si bien no se ha limpiado de su inmundicia.
13 Hay generación cuyos ojos son altivos Y cuyos párpados están levantados en alto.
14 Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos, Para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres.
15 La sanguijuela tiene dos hijas que dicen: ¡Dame! ¡dame! Tres cosas hay que nunca se sacian; Aun la cuarta nunca dice: ¡Basta!
16 El Seol, la matriz estéril, La tierra que no se sacia de aguas, Y el fuego que jamás dice: ¡Basta!
17 El ojo que escarnece a su padre Y menosprecia la enseñanza de la madre, Los cuervos de la cañada lo saquen, Y lo devoren los hijos del águila.
18 Tres cosas me son ocultas; Aun tampoco sé la cuarta:
19 El rastro del águila en el aire; El rastro de la culebra sobre la peña; El rastro de la nave en medio del mar; Y el rastro del hombre en la doncella.
20 El proceder de la mujer adúltera es así: Come, y limpia su boca Y dice: No he hecho maldad.
21 Por tres cosas se alborota la tierra, Y la cuarta ella no puede sufrir:
22 Por el siervo cuando reina; Por el necio cuando se sacia de pan;
23 Por la mujer odiada cuando se casa; Y por la sierva cuando hereda a su señora.
24 Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, Y las mismas son más sabias que los sabios:
25 Las hormigas, pueblo no fuerte, Y en el verano preparan su comida;
26 Los conejos, pueblo nada esforzado, Y ponen su casa en la piedra;
27 Las langostas, que no tienen rey, Y salen todas por cuadrillas;
28 La araña que atrapas con la mano, Y está en palacios de rey.
29 Tres cosas hay de hermoso andar, Y la cuarta pasea muy bien:
30 El león, fuerte entre todos los animales, Que no vuelve atrás por nada;
31 El ceñido de lomos; asimismo el macho cabrío; Y el rey, a quien nadie resiste.
32 Si neciamente has procurado enaltecerte, O si has pensado hacer mal, Pon el dedo sobre tu boca.
33 Ciertamente el que bate la leche sacará mantequilla, Y el que recio se suena las narices sacará sangre; Y el que provoca la ira causará contienda.

(RVR 1960)


Ver el vídeo de la lectura en YouTube


Versículo Clave

Un versículo clave de este capítulo es el versículo 5:

«Toda palabra de Dios es limpia; Él es escudo a los que en él esperan.»
Proverbios 30:5

En otras palabras, la Palabra de Dios es refinada y así pura. La Palabra de Dios ha sido puesta a prueba y salió veraz. La Palabra de Dios es declarada y hace su trabajo. El Señor Jesucristo, bajo el ataque del diablo usó la Palabra de Dios. Él dijo: “Escrito está” y citó un versículo. Es interesante como que no tuvo que explicarlo, ni desarrollarlo, ni ampliarlo. Solamente dijo “Escrito está”. La Palabra hizo su trabajo y el diablo no tuvo nada que responder, quedó con la boca cerrada y se fue.

¿Quién es nuestra defensa en tiempos de ataques? Un vistazo a 1 Pedro 5:8 – 9 “… porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe…” ¿Qué es la fe? ¿Confiamos en la Palabra de Dios, confiamos en Dios? Isaías 55:11 “así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” Como creyentes, nuestro escudo es Jehová, podemos confiar en el al 100%.


Para Ti

Descarga aquí el pdf de la lectura de Proverbios 30 con la meditación.

¿Qué versículo en el capítulo te llama la atención? ¿Podrías desarrollar una breve meditación para meditar en el versículo el día de hoy? Descarga aquí el pdf de la lectura de Proverbios 30 con espacio blanco para escribir tu propia meditación.

¿Cómo le impactó la lectura de Proverbios 30? Deja tus pensamientos o tus comentarios abajo.

Y no te olvides de regresar mañana para leer Proverbios 31, el siguiente “Proverbios del Día”.

Deja un comentario

error

Favor compartir el ánimo