Mensaje de Evangelio – ¿Qué vas a hacer con Cristo?,

Piensa en la decisión que usted tiene que tomar en cuanto a tu destino final. Esta decisión que vas a tomar tiene que ver con Jesucristo. ¿Qué vas a hacer con Cristo? ¿Qué vas a hacer con Jesús?

Vamos a notar esta pregunta que Pilato hizo a la multitud, lo que él tenía que hacer con Jesús. Pero antes de llegar a esta pregunta, quiero revisar dos pasajes que nos ayudaran a conocer un poco a cerca de Jesús; quien es, que hizo. Tambien notaremos que la venida de Cristo no fue por casualidad, no fue por suerte, sino que fue planeado desde la antigüedad con un propósito. Este propósito es la salvación de tu alma

No sé qué opinas usted de Cristo, lo que opinas de Jesús, pero quizás después de terminar con estos pasajes, vas a tener una apreciación por quien es Cristo y quizás va a querer conocerle tu Salvador y como tú Señor.

Descarga aqui una guia de estudio pdf sobre Qué haré de Jesús llamado el Cristo.


La Fe es por el oír

Vamos a leer primeramente en Lucas capítulo 24. Esta historia es una de mis favoritas en la Biblia. Digo favorita, pero hay bastante pasajes que son favoritos. Realmente, más uno va leyendo, más va apreciando las cosas que enceuntra en las Escrituras. Nuestro deseo es que también se pone a leer la Biblia para conocer la verdad que hay en ella; “la fe es por el oír y el oír por la palabra de Dios”. Si no está leyendo la Biblia por tu propia cuenta, le dejamos hoy con este reto; póngase a leer la Biblia. No vas a quedar decepcionado y quizás algo maravilloso va a suceder en tu vida. Vas a lograr entender realmente lo que hizo Dios a tu favor, lo que Él hizo por medio de Jesucristo para salvar tu alma.

Vamos a leer el versículo 27: “Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.” Aquí encontramos al Señor Jesucristo hablando a dos de sus seguidores después de que Él había muerto, después que fue sepultado, después de que Él resucitó. Está hablando con dos de sus seguidores “y comenzando desde Moisés y siguiendo por todos los profetas les declaraba en todas las escrituras lo que de él decía”, Muchas veces al leer esta historia me paro aquí en este versículo y yo me pregunto ¿Qué les hubiera dicho Jesús a estos dos? Aquí tenemos nada más que un resumen; empezó con Moisés y se fue por los profetas y les habló algo, pero no nos da los detalles.

Por eso también vale la pena leer el Antiguo Testamento. Vale la pena leer los escritos de Moisés. Vale la pena leer los escritos de los profetas. En ellos encontramos la verdad en cuanto a Cristo. Es interesante que Jesús utilizó lo que ellos mismos tenían en sus manos para hablarles de sí mismo, para comunicarle de quién era, para decirle lo que había hecho.

Podemos repasar unas cositas del Antiguo Testamento quizás vas a lograr apreciar la realidad qué es la venida de Cristo a tu favor para tu salvación.


El Antiguo Testamento y la venida de Cristo

Regresamos al principio y miramos ahí en el huerto de Edén después de que Dios hizo toda la creación. Ahí estuvo Adán, ahí estaba Eva, y notamos que el pecado entró en el mundo y el Señor en ese mismo instante pone una profecía hablando de las semilla de la mujer. Es interesante cuando uno empieza a estudiar la biología y entiende un poquito más va a entender que la semilla no viene de la mujer, viene del varón. En Génesis 3 el Señor habla de la “las semilla de la mujer”. Jesús nació de una virgen, y ahora se fija en que desde la antigüedad Dios estaba planeando algo sobrenatural.

Si seguimos en Génesis 22, Abraham llevando a Isaac su unigénito para sacrificarlo, porque Dios le mandó. En este pasaje usted puede ver los paralelos que hay prácticamente en toda la historia. Es una profecía en cuanto a Cristo el Cordero. Aquí, Isaac iba caminando con su padre y le dice: aquí tenemos el fuego, aquí está la leña ¿pero el sacrificio, el animal?

¿Cómo responde Abraham?: “Dios se proveerá de cordero para el Holocausto hijo mío”. El nombre de la montaña «Dios se proveerá”. Dios iba a proveer para sí mismo un cordero, un animal para el sacrificio. No me voy a desviar porque en este pasaje quedamos un buen tiempo, pero mira el lugar donde Abraham se fue a sacrificar a Isaac. Es el mismo lugar donde Jesús fue crucificado. Estamos hablando de miles de años antes. Dios señaló el lugar donde el Cordero de Dios iba a morir.

Seguimos con Moisés. Saben que Moisés es él quien recibió la ley, la ley para la nación de Israel. Estuvo en el monte de Dios 40 días y 40 noches. Recibió las instrucciones en cuanto a la ley, en cuanto al tabernáculo, en cuanto a los sacrificios. Luego se dice que uno como Moisés, Dios iba a levantar de entre ellos, de entre el mismo pueblo Dios iba a levantar a un profeta como Moisés. El llamado fue que a él oirán. El clamor de Dios desde la antigüedad era que la gente prestara oído a este. A el que iba a ser levantado de entre el pueblo.

No nos da tiempo pensar mucho en la ley. Solamente vamos a comentar que Jesús “no vino para abrogar la ley sino para cumplir la ley”. Así dejarnos bien claro que ninguno de nosotros andamos bien delante de Dios, porque Cristo es el único que pudo cumplir la ley. Todos nosotros fallamos y de esto no hay dudas. En Santiago dice, que el que guarda toda la ley pero falla en un punto es culpable de todo. Yo no sé de usted pero yo me miro culpable delante de Dios.

Podemos hablar también del tabernáculo y otra vez no nos da mucho tiempo ahorita para hablar del tabernáculo, pero es un estudio bien profundo y bien bonito. Todos los aspectos del tabernáculo nos hablan de Cristo. El tabernáculo ahí en el desierto habla de cosas celestiales, como el autor de los Hebreos nos lo comunica. Por fuera, el tabernáculo era algo sencillo, no tan attractivo. Por dentro, el tabernáculo era una maravilla cubierto de oro.

¿Como se relaciona con Cristo? Hemos hablado de apreciar a Cristo. Quizás usted piensa en Cristo como una figura histórica, como una buena persona, como un buen maestro, como un buen profeta. Quizás así lo mira, pero para los que han creído en Él, nos es precioso. Nuestro deseo es que hoy a ti Cristo te sea precioso. Nuestra esperanza, es que no lo miras como cualquier otro, sino que valoras realmente lo que Él hizo a tu favor.

Podemos hablar también de las Fiestas de Jehová. Cada fiesta hablando en detalle en cuanto a Cristo. Estudiando las Fiestas de Jehová notamos que las cuatro primeras Fiestas en particular hablan de Cristo en su priera venida. La última semana de su vida, su entrada en Jerusalén y como lo cumplió en detalle. Su muerte, cumpliendo literalmente el instante del sacrificio del cordero de la Pascua cuando Él estaba allí entregando su vida en la Cruz. En la Fiesta de los Panes sin levadura y el primer día de la semana, se cumple literalmente una ofrenda grata para el Señor, habiendo resucitado de los muertos.


Moisés y de los Profetas

No sabemos por cuanto tiempo dilató Jesús caminando con aquellos dos, quizás una hora, o dos horas, no sé. Realmente hubiera podido quedarse un buen rato ahí hablándoles de Moisés y de los profetas y de lo que hablaban de Él. Con cada detalle que el Señor Jesucristo les revelaba, notamos luego que iban apreciando lo que Él les decía. Quizás entre ellos hablandose, se acordaron del día en que entró a Jerusalén, se acordaron cuando hizo tal cosa, y se acordaron de la hora de su muerte, y se acordaron cuando se presentó vivo. Quizás estaban maquinando lo que Jesús les estaba presentando. No son los profetas que hablaron de que Él iba a nacer de una Virgen, no son los profetas que anunciaron que iba a nacer en Belén, no son los profetas que indicaron cómo iba a ser su muerte. Piensa en los detalles en Isaías 53 que son fuera de lógica porque fueron escritos 700 años antes que falleciera. Detalles increíbles en cuanto a su venida y su muerte.

Y Jesús exponiendo la cosa haciéndoles entender a ellos quién era y que había hecho, ahora podemos entender que estos uno es Simón el camino con Jesús por 3 años, 3 años y medio caminó con él, miro los milagros, miró las señales, escuchó la enseñanza, la doctrina pero aun así andaba como medio ciego, Jesús había muerto fue sepultado, recibieron la noticia que la tumba estaba vacía y Pedro es uno que se fue a ver y de cierto la tumba vacía, pero aun así no comprendía, ¿hasta qué? hasta que sus ojos fueron abiertos.


Tiempo para ser salvo

Querido amigo, es por esta razón que la animamos a leer las Escrituras y a escuchar el Evangelio. Es para que tus ojos sean abiertos. Si no estás leyendo la verdad de la Palabra de Dios, ¿cómo vas a conocer lo que es la verdad? ¿Si no se está alimentando con la palabra de Dios, cómo va el Espíritu de Dios trabajar en tu vida para hacerte entender la verdad del asunto? Hay tiempo para todo en la vida y en cuanto a la salvación de tu alma ¿le vas a dar tiempo? Hay tiempo para jugar, hay tiempo para divertirse, hay tiempo para salir con los amigos, hay tiempo para estudiar, hay tiempo para trabajar, hay tiempo para dormir, hay tiempo para hacer todo lo que queremos hacer. Pero en cuanto a lo más importante de tu existencia, vas a programar tiempo para arreglar el asunto con Dios. Es de suma importancia, porque tiene que ver con tu eternidad.

Le hacemos la pregunta ¿si se mueres hoy, para dónde iras? La pregunta no se hace a la ligera, es una pregunta seria. Cada uno vamos a fallecer, cada uno vamos a enfrentar la muerte. La decisión que hemos tomado en vida va a determinar nuestro destino final y esto tiene que ver con la persona de Cristo. Por eso le hice la pregunta al principio ¿qué vas a hacer con Cristo, qué vas a hacer con Jesús? Quizás conociendo un poquito más la historia, quizás entendiendo un poquito más el «por qué» vino al mundo, vas a valorar lo que Él hizo a tu favor.

En el versículo 31, el Señor les abre el entendimiento: “Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista. Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?” Quizás no es la primera vez que escuchas el Evangelio y quizás al escuchar otra vez el Evangelio vas a decir «qué bonita fue la palabra». Bueno, nos alegra que consideras que la Palabra es bonita, pero ojalá no se quedas ahí. Ojalá no se quedas con la palabra bonita, ojala aprecias, y miras como ellos lograron ver, que el Señor Jesucristo se está presentando a tu persona. El Señor Jesucristo se está revelando, como el Salvador de tu alma.

¿Qué vas a hacer con Él? Tal vez la palabra te ha estado hincando a través de las semanas, los meses, los años. Ojalá que sí y ojala qué sigues leyendo y escuchando la Palabra. Pero no te quedas ahí. Si la Palabra te está hincando, pídele al Señor que te revela la verdad. No quedas satisfecho con «qué bonito». Valora lo que Cristo hizo a tu favor, reconoce la verdad del asunto, que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores. No solo miras a Jesús como una figura histórica sino como tu Salvador, como tu Señor.


Ver el video aquí


Hablando de Jesús

Vamos a brincar ahora dos libros más adelante, el libro de Hechos. En el capítulo 28, encontramos algo de Pablo. Pablo ha pasado una vida bien dura, pero ha pasado toda su vida predicando a Cristo a cualquier persona que haya encontrado; a judío, a gentil, ha conocido, a desconocidos, a siervos, a Reyes, a gobernadores. A todos les ha predicado el Evangelio, y aquí está en Roma. Fue enviado allí como preso y está en una casa alquilada pero preso. Ahí se tenía que quedar, pero los judíos en Roma tuvieron una cita con Pablo. Notamos ¿Que usó Pablo para predicarles a ellos el Evangelio? ¿Qué es lo que Pablo les comunicó a ellos?

Vamos a leer el versículo 23 del capítulo 28 de Hechos: “Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas.” Imagínese pasar todo el día hablando de las Escrituras, aquí nos sentamos una hora o hora y media para predicar el Evangelio, el tiempo de enseñanza también estamos más o menos una hora. Verdaderamente a veces el tiempo se siente muy corto para hablar de las Escrituras, para hablar de Jesús. Allí estuvo Pablo todo el día desde la mañana hasta la tarde hablando de Jesús.

Pregúntese, ¿de qué hablaba Pablo?. Igual, leyendo este versículo podemos preguntarnos de qué hablaba y lo mismo que Jesús en Lucas 24. Habló sobre a ley de Moisés y los profetas. No vamos a repasar lo que hemos visto pero habló de Jesús viniendo aquí al mundo cumpliendo con lo que fue escrito de antemano. Desde el principio el Señor se encargó de comunicar el mensaje de salvación para que cuando viniera Cristo no tuvieramos dudas de que este es el Salvador del mundo.

No me puedo detener de hablar sobre dos cositas y ojalá que lo aprecian lo. En Génesis capítulo 5, y esto sí lo miramos rapidísimo, es una genealogía de Adán hasta Noé y los 3 hijos de Noé. En el capítulo vas a leer que Adán engendró y fulano de tal engendró, y otro engendró. Pero vas a notar también al final después de tener a sus hijos, dice cuántos años vivió y la declaración de que murió. No es tan raro porque sabemos de que todos tenemos que morir. Pero en Génesis capítulo 5 interesantemente hay una lista de diez nombres de Adán hasta Noé.

Ahora, si usted tiene interés en ver hasta qué punto Dios ha llegado para hablarnos a nosotros, vas a buscar la definición de estos nombres. Vas a buscar el significado de estos nombres de Adán hasta Noé; son diez nombres en total. Si tiene un diccionario bíblico, o con el internet se hace más fácil pero busca la definición, el significado, de estos nombres. Póngalo en una oración en orden como aparecen de Adán hacia Noé. Vas a descubrir un mensaje escondido. ¿Es por suerte que está ahí? NO. Es que desde el principio, Dios ha querido dejarle al ser humano bien claro el asunto.

La oración sale algo así “al hombre le es apuntado muerte fija, pero el bendito Dios bajará, enseñando que su muerte traerá poderoso descanso”.

No sé si Jesús habló de Génesis 5 a estos pero cuando yo encontré esto, lo escuche en una predica de un hombre. Yo dije, «no hombre, no puede ser». Yo me fui investigar, me fui a buscar el significado. Qué maravillaque  en Génesis 5, sale el Evangelio. Qué cosa. Estamos hablando miles de años atrás, Dios dejó una pista en los escritos de Moisés en cuanto al Evangelio y la salvación de tu alma. ¿Qué quiere Dios para ti? Sí desde allá a estado pensando en tu condición delante de Él, desde allá planeó y proveyó para la salvación de tu alma.

Un ejemploe más de los tres días y las tres noche. Es una maravilla la señal que Él dejó por medio de Jonás. Una historia del Antiguo Testamento que realmente es bien interesante. Con los niños muchas veces la tocamos, en ella hay un barco en una tormenta y una gran ballena.

Pero Jesús en los evangelios deja una señal a una generación incrédula. A una generación que no quiere creerle. Les dice, «está bien, muchas señales le ha dado, ya no le voy a dar nada más, sólo esta, esta es la última». “Como Jonás estuvo en el vientre del pez tres días y tres noches , así estará el hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches”. No vas a adivinar que cuando Jesús murió y lo sepultaron ¿en cuánto tiempo resucitó? Fueron tres días y tres noches. No sé si Pablo tocó ese punto con aquellos, pero hay tantas historias del Antiguo Testamento que cuando lo analizamos y lo revisamos y miramos como Jesús cumplió en detalle lo que fue escrito de antemano queda claro el asunto. Este es el Salvador del mundo. Por eso le vuelvo a preguntar ¿qué va a hacer usted con Jesús?, ¿qué va a ser usted con Jesús?.

El versículo 24 de Hechos 28 dice: “algunos asentían a lo que se decía, pero otros no creían”. Yo sé que realmente hemos pasado poco tiempo revisando a Jesús y su historia con todo lo que él hizo, y realmente le hemos dado nada más que unos vistacitos. Pero nuestra esperanza es que sigues buscando en cuanto a Él, que sigues leyendo en cuanto a Él, que sigues descubriendo ¿quién es? y ¿qué hizo?. No te quedas como estos que no creían. Estamos orando que te llama la atención y que reconoces que desde la antigüedad Dios te ha querido salvar. Dios ha hecho todo lo posible para que seas salvo.

Vamos a leer para terminar en Mateo capítulo 27. Aquí estamos una escena donde Pilato está interrogando a Jesús. Jesús está bajo juicio y como Pilato tenía la costumbre de soltar un preso en la Fiesta les presenta a Barrabás y les presenta a Jesús. Los judíos tienen que escoger a cual iba a soltar. Ellos ahí están haciendo alboroto para que suelten a Barrabás. Ahora cuando lees sobre Barrabá, era ladrón, fue homicida, alborotador, no era una buena persona. Los judíos, teniendo la opción de soltar a Barrabas o a Jesús, escogen a Barrabás. Así que, Pilato se queda con Jesús en las manos.

Leemos juntos el versículo 22, “Pilato les dijo: ¿Que pues haré de Jesús llamado el Cristo?” Usted en esta tarde tiene una decisión que tomar y el hermano se refirió a eso en la primera parte o puedes seguir viviendo tu vida, como siempre lo ha vivido o puede escoger hoy algo diferente, pero entiende bien esto si escoge seguir viviendo tu vida como siempre lo ha vivido, y se muere así el fin que te espera es el infierno, por eso lo animamos bien pensar las cosas y hacerse a sí mismo esta pregunta, ya Jesucristo ha sido presentado como el Salvador del mundo, no un vistacito de historia que no tiene mucho sentido, hemos visto quien desde la antigüedad ha sido presentado y anunciado como el Salvador, que Dios provee para nuestra salvación.


Que harás de Jesús llamado el Cristo

¿Se ha hecho la pregunta? otra vez le voy a animar para que se haces la pregunta cómo que sé está mirando en el espejo. Tomalo en serio porque Jesús y lo que haces con Él va a determinar tu eternidad. Entonces aquí la pregunta ¿qué haré de Jesús llamado el Cristo?

Yo le voy a hacer la pregunta ¿qué vas a hacer con Jesús llamado el Cristo? Sabiendo por qué vino al mundo, sabiendo porque Dios lo envió, sabiendo porque Él murió. ¿Qué vas a hacer con Él?

Lo vas a tratar como cualquier personaje, cualquier figura histórica, o lo vas a tratar como el Salvador del mundo y mejor tratarlo como tu Salvador, el Salvador de tu alma.

La decisión que vas a tomar en cuanto a Él literalmente va a determinar tu eternidad. Dios no quiere echar a nadie al Lago de Fuego. Él no quiere que ninguno perezca, que sufres la condenación eterna. Pero aquí es el asunto. Él ofrece a su Hijo como tu Salvador y si usted lo rechazas, entiende cómo termina la cosa. Dios te ofrece hoy la salvación de tu alma por medio de Jesucristo. Es algo en lo que Él tiene satisfacción; la vida, la muerte de su hijo, la resurrección de su hijo. Es un olor grato para Él. Si usted lo rechazas y si usted no lo tomas para tí, imagínese la cosa como irá. Por eso es importante escuchar el Evangelio y leer las Escrituras.

Nuestra oración es que todos aquí lleguen a ese momento de reconocer que Cristo murió por mí, que mis pecados me llevan a la condenación, pero Cristo murió por mí. Al confiar en Él puedes tener perdón de pecados.

Descarga aqui una guia de estudio pdf sobre Qué haré de Jesús llamado el Cristo

.

Deja un comentario

error

Favor compartir el ánimo